precios-viviendasLos síntomas de estabilidad del mercado de la vivienda comienzan a ser evidentes, la demanda de viviendas está creciendo con respecto al año anterior, la caída de los precios se ha moderado considerablemente. Hay algunas razonas para apostar por la recuperación de la viviendas, como es la inversión extranjera, y las escases de nuevas ofertas en viviendas de nueva construcción.

Los últimos datos del precio de la vivienda publicado por el Instituto Nacional de la Vivienda, arrojo una subida del 0,7% entre Julio y Septiembre con respecto del trimestre anterior. Bankia coincide en señalar que la demanda de viviendas volverá a aumentar tras seis años consecutivos de descensos.

La falta de oferta de vivienda de obra nueva y la menos venta vivienda usada hacen que haya restricciones de oferta en localidades de grandes ciudades, esto anticipa tendencia alcista en el precio de las mismas. Actualmente es un buen momento para invertir en el mercado inmobiliario para aquellos que no necesiten una gran financiación, la rentabilidad progresiva por el arrendamiento de viviendas, junto con el paulatino aumento de subida en el precio en los próximos años, nos permite pensar que el sector inmobiliario vuelve a ser una oportunidad de inversión interesante.

Sin embargo se descartan fuertes subidas del precio de la vivienda, fundamentalmente por la caída de nuevos hogares, por el elevado esfuerzo para la compra de una casa, aunque han bajado los precios cerca de un 40%, el fin de los incentivos fiscales a la compra de una vivienda y la moderación salarias hacen que la compra de la misma siga siendo un privilegio de unos pocos. Según datos del Banco de España www.bde.es, cuesta 5,8 años de renta familiar disponible compra una casa o un 33,8% de la renta familiar anual.