Gastos por alquilar una vivienda
Alquilar una vivienda supone un menor esfuerzo económico previo que la compra de una vivienda, pero también necesitas contar con cierta cantidad de ahorros para hacer frente a los gastos iniciales.

Los gastos pueden variar dependiendo de cada caso concreto en función de los requisitos exigidos por el casero de inmueble. Los más habituales son los siguientes:

La primera mensualidad

El primer pago que habrá que afrontar tras la firma del contrato de arrendamiento es la primera mensualidad.

La fianza

Su objeto es cubrir los daños que pudieran producirse en la finca, sus instalaciones y demás elementos, así como demás aplicaciones legales, sin que la misma pueda ser aplicada al pago de la renta. Es obligatoria por ley, supone otra mensualidad de la renta, el propietario deberá depositarla en el organismo que su comunidad autónoma indique para tal fin.

Las garantías adicionales

La ley de arrendamientos urbanos permite que el propietario e inquilino pacten el pago de cualquier otro tipo de garantía en cumplimiento de las obligaciones, penalizaciones y responsabilidades asumidas por el Arrendatario, algunos propietarios exigen por ello la entrega de un aval bancario, depósito o seguro de impago de alquiler de viviendas.

El aval

Documento por el cual una entidad financiera avala de forma solidaria al Arrendatario por una cuantía pactado, para cubrir las posibles responsabilidades por el alquiler de la vivienda arrendada. En muchas ocasiones cuando la entidad financiera considera que la solvencia del inquilino es insuficiente, para realizar el aval pide que éste deposite la cantidad avalada en una cuenta o depósito de la entidad.

Seguro de impago de alquiler de vivienda

Algunos caseros que temen el impago de la renta o desperfectos en la vivienda deciden contratar un seguro que cubra estos riesgos, en algunas ocasiones exigen, que el inquilino pago la prima del seguro.

Los honorarios de la agencia

En el caso de que un profesional te haya ayudado a encontrar tu vivienda, sus honorarios profesionales serán variables pero generalmente suele estar en una mensualidad.

Los suministros de la vivienda

Estos gastos dependerán muchos si realizas un alta como nuevo usuario en las compañías suministradoras o te subrogas en el contrato de las compañías que han estado dando servicio con anterioridad.

Impuesto de transmisiones patrimoniales

Se trata de un impuesto casi desconocido para la mayoría de los Arrendatarios, pero que según la ley es necesario abonar tras la firma del contrato de alquiler.