comprar vivienda 2º manoComprar una vivienda es, quizás uno de los actos más importantes que realiza una persona, se trata de la adquisición del lugar en el que vamos a desarrollar gran parte de nuestra vida.

Asegúrese de disponer de los siguientes documentos antes de comprar, solicite al vendedor el recibo de la última anualidad del Impuesto sobre Bienes Inmuebles, una certificación firmada por el presidente de la comunidad de propietarios del edificio que dé cuenta de que la vivienda está al corriente de todos los pagos.

Revise la situación jurídica de la vivienda acudiendo al Registro de la Propiedad. El Registro de la Propiedad es un organismo del Estado y los Registradores son funcionarios públicos. En el Registro de la Propiedad obtendrá la siguiente información relativa a la vivienda, descripción de la vivienda, superficie, cuota de participación. También podrá averiguar si existe alguna carga (embargo, servidumbre…), gravámenes (hipotecas), o alguna anotación que pudiera limitar la posesión de la vivienda.

El Registro de la Propiedad le puede facilitar esta información en forma de nota simple informativa, que tiene un valor puramente informativo, o de certificación de dominio y cargas, que tiene carácter de documento público.

Acuda a un notario para realizar la compraventa. Los notarios también son funcionarios públicos, independientes, que otorgan la fe pública y que tienen la obligación de asesorar a las partes en el momento de la compraventa. Además, se encarga de redactar el contrato de acuerdo con aquello que quieran las partes, ajustándolo a la ley, y que adopta la forma de escritura pública.

Ante cualquier duda, pregunte al notario, su función es asesórale.

El contrato de compraventa, puede haber sido formalizado previamente por ambas partes en un documento privado, pero no tendrá todas las garantías legales si no se eleva a escritura pública.

Asegúrese de pagar los impuestos correspondientes. En el caso de comprar una vivienda de segunda mano, debe pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

Inscriba como propietario la vivienda en el Registro de la Propiedad. Realizada la compraventa y pagados los impuesto, acuda al Registro de la Propiedad para inscribirla. Estará protegido frente a cualquier carga que pudiese aparecer sin estar inscrita en el Registro.